Inicio

ERGY D NUTERGIA Ver más grande

ERGY D NUTERGIA

Nuevo producto

Este producto ya no está disponible

12,00 € impuestos inc.

Más

Se nos fueron los rayos de sol… pero no la salud y alegría por vivir si tomamos todos ERGY D

La vitamina D en realidad no es una vitamina, sino una hormona. Actúa como una llave o botón que permite poner en marcha múltiples acciones biológicas presentes en el ADN, en nuestra expresión genética (controla más de 900 genes diferentes y sus funciones asociadas). Por lo tanto, activa funciones críticas implicadas en el control de la formación ósea, acciones anticancerígenas naturales, acciones antibacterianas, etc.
A nivel general, necesitamos el sol para conseguir la vitamina D necesaria para construir los huesos, calmar la inflamación, reforzar el sistema inmunológico y protegernos contra el cáncer (incluyendo el cáncer de piel).
Las necesidades de vitamina D varían según la edad, el peso corporal, el porcentaje de grasa, la latitud, la coloración de la piel, la estación del año, el uso de protectores solares, las reacciones individuales a la exposición al sol y, en definitiva, según nuestra salud en general. A nivel general, mayores necesidades tienen las personas mayores y los niños; personas con sobrepeso u obesidad; la gente que vive en el norte la necesita más que la que vive en el sur; la gente de piel oscura más que la de piel blanca; las personas con enfermedades o patologías ya diagnosticada y finalmente todos en periodo de invierno y, por lo tanto, en ausencia de rayos de sol.
Si queremos sospechar sobre una mayor necesidad en vitamina D podemos responder a una serie de preguntas que hemos elaborado y, en caso de responder sí a más de 3, será recomendable tomar medidas naturales como es la suplementación con ERGY D de laboratorios Nutergia, así como dar preferencia al consumo de alimentos ricos en esta importante vitamina.

Preguntas que pueden hacernos sospechar que tenemos deficiencia en vitamina D:

  • No me gusta el sol e incluso en verano evito tomarlo, menos me expongo directamente.
  • Incluso en invierno me protejo con fotoprotector solar (Cremas) y de protección mínima de 30, especialmente la cara.
  • En invierno siempre me siento más bien deprimido, triste, decaído.
  • Tengo más de 60 años.
  • En mi dieta no incluyo, en general, pescados grasos pequeños como caballa, sardinas y anchoas.
  • Suelo tener dolor o debilidad muscular.
  • Suelo tener fragilidad en los huesos (por ejemplo al presionarme la tibia me duele).
  • Me han diagnosticado osteoporosis o artrosis.
  • Me he fracturado ya algún hueso o incluso la cadera.
  • Padezco de una enfermedad autoinmune (como por ejemplo: esclerosis múltiple)
  • Suelo tener más infecciones que las personas de mi alrededor.
  • Mi agilidad mental y/o memoria están especialmente deteriorados últimamente.

Para salir de dudas también podemos realizarnos una analítica de sangre que pueda medir nuestro nivel de Vitamina D. Generalmente se mide un metabolito activo de la vitamina D: la 25-dihidroxivitamina D o calcidiol. Los valores normales son mayores o iguales a 30 nanogramos por mililitro (según la International Osteoporosis Foundation) o 20 según el Institute of Medicine. Por debajo de 15 indica fragilidad física; y por debajo de 10, una deficiencia grave. Se considera tóxica a partir de 150.
Como ya hemos sugerido, si confirmamos que tenemos deficiencias en esta importante “vitamina-hormona” debemos subir su nivel mediante la selección de determinados alimentos ricos en ella, así como con la ingesta del mejor suplemento en calidad: ERGY D de laboratorios Nutergia.
Una buena fuente alimentaria de Vitamina D es el pescado azul, debemos privilegiar el menos contaminado como son las sardina y anchoas, también los huevos (incluyendo la yema) y ciertas setas como el shiitake, que fácilmente podemos incorporar en nuestra alimentación diaria.
Recomendaciones de ingesta de vitamina D del Institute of Medicine para personas sanas:

  • 0-1 año: 400 unidades Internacionales (UI) al día.
  • 1-70 años: 600 UI / día.
  • 70 años: 800 UI / día.
  • Embarazo y lactancia: 600 UI/día.
  • ERGY D: con solo una gota obtenemos 5 μg* (200 UI) de vitamina D3. 10 gotas pueden ser necesarias para reequilibrar el terreno según las recomendaciones del Profesional de la Salud.

 

*100 % de los VNR o Valores Nutricionales de Referencia.
 
ERGY D aporta colecalciferol o vitamina D3 de origen natural. La proteína de transporte de la vitamina D o DBP tiene más afinidad con esta forma de origen animal, que proviene de la lanolina o cera de lana, que con el ergocalciferol, forma vegetal o vitamina D2. Asi la vitamina D3 permite mantener más tiempo la concentración circulante de dicha vitamina (1). Liposoluble, su soporte es el aceite virgen de colza, de primera presión en frío, enriquecido en vitamina E de origen natural para preservarla.

Reseñas

No hay reseñas de clientes en este momento.

Escribe tu opinión

ERGY D NUTERGIA

ERGY D NUTERGIA

30 productos más en la misma categoría:

© 2016. tuvidanature.com